(CANTARES DE UN TROVADOR DEL SIGLO XXI)

CANTARES DE UN TROVADOR DEL SIGLO XXI)Preguntando al vacío, a esa nada infinita. Ese infinito oscuro y desconocido…..que mis amigos llaman Dios y otros el Profeta. Cuanta maldad en el mundo, cuanto desencanto. Cuanta hipocresía y cuanto fanatismo. Hipocresía de los españoles, de los valencianos, y de mis propios hermanos que yo sigo aceptando. Me frustra la pasividad con lo que lo vemos. Me siento valenciano, español y europeo. Cómo otros muchos, son los qué son porque son. Y todos juntos somos, ciudadanos del mundo. Da igual que seamos moros o cristianos, catalanes o suecos, alemanes o chinos. Dando vueltas a la vez, en el mismo Planeta. Solo queda pues, un poco de respeto. Tanto de religiones como de otros credos, malditos catalanistas tan totalitarios. Porque soy español, cristiano y valenciano, esa es mi potencia, esa es mi grandeza. Historias de reyes y de reconquistas. Dé franceses que nos invadieron y, el grito de un hombre nos hizo expulsarlos. Me niegan un futuro destrozando un pasado, pero sin preguntarme nada como español y ni mucho menos como valenciano. Las malas políticas de nuestros gobiernos, que le abren la puerta al catalanismo. Será miedo de unos y, prepotencia de otros? Malos gobernantes que por salvarse ellos, hunden a Valencia sin un pestañeo. Pero mientras tanto va pasando el tiempo, y solo se trafica con lo valenciano. Moneda de cambio, te doy y te quito. Basura y mentiras que mueven los hilos, negando mis raíces y las de mis hijos. Que lo destrozan todo mientras solo miro, sin mover ni un dedo por lo que mas quiero. Ciudadanos de España, de Europa y del mundo, ¿Os importamos algo los valencianos…..?Los que decimos ¡NO! al catalanismo. Los que llevamos Valencia como penitencia. Mi idioma es antiguo como el mismo cielo, cómo el mar y los campos que sostienen la vida. Lo predico San Vicente curando a los enfermos. Porque hasta Dios entendía la lengua valenciana, concediendo milagros si los pedía el Santoy es que hasta el nuevo mundo fue financiado, su descubrimiento por un valenciano. Que mas puedo decir de la historia de un Reino, que en el siglo XV era el centro mismo….de la grandeza del mismo Universo. Tesoros, pinturas, arte y reliquias. Como el Santo Cáliz donde el Nazareno, celebro liturgia en la ultima cena. Batallas de flores son las que yo quiero, cambie mi armamento por amor y fallas. Eran otros tiempos, defendía a España. Esa España nuestra a la que aun quiero, y no lo dudéis…….., moriría por ella como por Valencia. Nooo.. no deseo tanques, ni armas, ni bombas. Prefiero el sonido de un “Masclet” amigo, o de una “Mascleta” que “tremole la terra” .Senyera Valenciana tuve de nodriza, que amaron mi abuelo y mis antepasados. Que mis hijos quieres y mis nietos tienen, en su cuarto puesta como un estandarte. Barracas y huertas que ahora ya no existen, viven en mi mismo y allí nunca mueren. Campos de naranjas de arroz y de flores, siembras de festejos, vasos de cazalla, el tiro y arrastre, sorbos de una horchata. No lo elegí yo, pero soy valenciano. Me honra el linaje de artistas y reyes. Fue un regalo de Dios que yo aun conservo. Pero……¿Por cuanto tiempo? Matemos, expulsemos, exterminemos, desterremos el catalanismo de este Reino. Porque si arrancan mis raíces, seguro que muero. Defendamos lo nuestro con uñas y dientes. Para ser valenciano hay que merecerlo. Hasta Dios lo sabe, defiende lo nuestro. Nunca fui de padre nuestro, y menos diario. Muchos desengaños recibí de ellos. Pero son mis enemigos los catalanistas y el infiel morisco. Viviré luchando, moriré matando antes de estar muerto. Porque soy cristiano, me siento español. Pero por encima de todo…. Soy un valenciano. Pascual Maeso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *